Cuenta

2 minutosde lectura
Print Friendly, PDF & Email

Por cuenta entenderemos la descripción cada uno de los elementos que forman la empresa, y su objetivo es el de conocer todos los movimientos que tiene.

Dependerá de nuestro nivel de exigencia, pero es habitual que cada uno de los elementos de la empresa tenga su propia cuenta. El dinero líquido que hay en la caja, la cuenta corriente del banco, los vehículos que tiene la empresa, etc., serán de diferentes cuentas y tendrán un tratamiento individual. En definitiva, las cuentas nos muestran todos los movimientos que se han realizado en un periodo de tiempo.

Inicialmente, diferenciaremos estos tipos de cuentas:

  • Cuentas de Activo: son el conjunto de bienes y derechos que tiene la empresa.
  • Cuentas de Pasivo: son el conjunto de obligaciones que tiene la empresa.
  • Cuentas de Patrimonio Neto: son aquellas que recogen el origen de las fuentes financieras permanentes de la empresa. Nos indican quién aportó esa cantidad a la empresa.

Cuentas de gestión: son aquellas que recogen las compras o gastos y los ingresos o ventas que tiene la empresa. Por ahora nos centraremos en las de Activo, Pasivo y Patrimonio Neto. Es muy importante reconocer las características de cada una:

  • Bienes: lo forman por el conjunto de elementos de los que dispone la empresa.
  • Derechos: hace referencia a los derechos de cobro.
  • Obligaciones: recoge las obligaciones de pago que tiene la empresa.

Son ejemplo de bienes: maquinaria, inmuebles, ordenadores, elementos de transporte, mercancías para su venta, primeras materias o productos que ya han sido elaborados. También incluiremos el dinero de que dispone la empresa, ya sea en efectivo o en cuentas bancarias.

Los derechos de cobro sobre los clientes son los más habituales en la empresa. Si se vende un producto a un cliente y se pacta el pago dentro de 60 días, la contabilidad recogerá ese hecho como un derecho a cobrar durante ese periodo de tiempo. Las obligaciones tienen dos procedencias habituales: los proveedores (de materias primas o servicios) y las entidades  financieras.

Diremos que la cuenta tiene un saldo deudor si la suma del Debe es superior a la del Haber, saldo acreedor si la suma del Haber es superior a la del Debe, y saldo nulo o saldo cero si las sumas del Debe y del Haber coinciden.

Para hacer una anotación hay que realizar la siguiente secuencia:

  1. Identificar si se trata de una cuenta de Activo, Pasivo o Patrimonio Neto.
  2. Identificar si se trata de un aumento o una disminución de esa cuenta.
  3. A partir de ahí se realizará la anotación en la cuenta según sea su naturaleza y si se da un incremento o decremento.
0
0
150
2 minutosde lectura

Artículos relacionados

Solicitar LLamada

Llámanos al 950 268 000

o déjanos tus datos y te llamamos nosotros.

    Welcome to Our Website